¿Pueden los perros comer sandía?


Todo el mundo ama la sandía, incluso los perros. Pero, ¿es seguro para ellos comer?

La respuesta es sí, con algunas precauciones. Primero, las semillas pueden causar un bloqueo intestinal, así que asegúrese de eliminarlas. También es una buena idea quitar la cáscara ya que puede causar molestias gastrointestinales.

¿Los beneficios de la sandía para perros? La fruta en sí es una fuente inagotable de salud, baja en calorías y llena de nutrientes: vitaminas A, B6 y C, así como potasio. Además, la fruta solo contiene alrededor de 50 calorías por taza y un 92 por ciento de agua, lo que la hace ideal para la hidratación en un día caluroso. También es libre de grasas y colesterol, por lo que prácticamente no tiene culpa.

Cómo alimentar a un perro con sandía

Como cualquier golosina que se le dé a su perro, además de su dieta normal y equilibrada, la sandía debe administrarse con moderación. Aquí hay algunas formas seguras de alimentar a su perro con sandía:

  • En pedazos: Cortar la sandía y quitarle la cáscara y las semillas.
  • Piezas congeladas: Después de quitar las vainas y las semillas, congele las frutas en el congelador y sáquelas en un día caluroso de verano. ¡La golosina ayudará a tu perro a refrescarse!
  • Puré de patatas: Después de quitar las semillas y pelarlas, haga puré de fruta fresca, luego congélela en una bandeja para cubitos de hielo.



¿Pueden los perros comer sandía?

Deja una respuesta